Coutinho frustra la remontada del United en la Europa League

By
Updated: marzo 18, 2016
Coutinho batió a De Gea con un gran gesto técnico

El Manchester United se despidió este jueves de su andadura en la Europa League tras un partido muy abierto en el que llegó a soñar con remontar ante el Liverpool el 2-0 encajado en la ida gracias a un primer tiempo muy esperanzador.

Van Gaal volvió a sacrificar a Memphis en el once titular y apostó por un equipo formado por De Gea en la portería; una defensa de cuatro formada por Smalling y Blind en el eje y Varela y Rojo en los laterales; un doble pivote con Carrick y Fellaini; Mata de enganche, Lingard y Martial por las bandas y arriba, como hombre más avanzado, el joven Rashford.

DE GEA SOSTIENE AL EQUIPO Y MARTIAL TIRA DEL CARRO

Tras un primer cuarto de hora de tanteo entre ambos equipos, el primer aviso serio llegó en el 18′ tras un cabezazo de Lingard demasiado centrado. Apenas un minuto después una volea de Mata se marchaba fregando el poste y encendía las alarmas en el Liverpool. Sin embargo, sería De Gea el que diez minutos después haría acto de presencia para firmar una gran parada para salvar un buen remate de Coutinho desde la frontal.

EL SUEÑO DE LA REMONTADA Y EL MAZAZO DE COUTINHO

El United disfrutaba de fases de muy buen juego pero cualquier error podría ser fatal. Como fatal resultó una entrada a destiempo de Clyne sobre Martial en el interior del área. El ‘killer’ francés lo aprovechaba para batir a Mignolet y convertir la pena máxima y hacer soñar a la hinchada ‘red devil’. Pero acto seguido la sensación de caminar sobre la cuerda floja se acrecentaría con el paso de los minutos. Un disparo de Sturridge al larguero y otro remate de Henderson que fregó la cruceta fueron la antesala del empate, pese a que Rojo también acarició el 2-0. Así, fregando el descanso, llegó la machada de Coutinho con el definitivo 1-1 tras fintar sobre Varela y superar a De Gea con un toque sutil de cuchara por el primer palo.

SIN REVULSIVOS Y SIN OPCIONES

Tras la reanudación el United asumió el reto de intentar marcar tres goles para levantar la eliminatoria. Van Gaal apostó por dar entrada a Valencia por Varela mientras reservaba la bala de Memphis en la recámara. Una bala a la que jamás recurrió. Un disparo mordido de Rashford y un cabezazo forzado de Fellaini fueron el pobre bagaje ofensivo del United a falta de media hora para el final. Fue entonces cuando Van Gaal volvió a tirar de banquillo pero, lejos de arriesgar como pedía el encuentro -y los aficionados-, el holandés sentó a Rojo para dar entrada a Darmian.

PERDIDOS Y SIN PEGADA OFENSIVA

El equipo no fue capaz de encontrar el camino del gol. El último cambio de Schweinsteiger por Carrick tampoco cambió el guión de unos últimos minutos en los que De Gea evitó la derrota tras detener varios remates de Coutinho y Origi. El United, desconectado en ataque, no pasaba del empate y caía con justicia en el global de la eliminatoria(1-3). Una eliminación muy difícil de digerir y con el derbi de Manchester a la vuelta de la esquina. Toca levantarse. Sí, otra vez.

SIGUE A TODOMANCHESTER EN TWITTER

SIGUE A TODOMANCHESTER EN FACEBOOK

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>