El United vence al Liverpool en el gran clásico de leyendas

By
Updated: septiembre 3, 2015
Dudek y Westerveld encajaron cuatro goles

El equipo de leyendas del Manchester United se impuso con relativa comodidad a los exfutbolistas del Liverpool por 4-2, en un partido benéfico disputado en Estocolmo, que sirvió para recaudar fondos para las fundaciones de ambos clubes.

Los ‘Red Devils’, que contaron con una lujosa representación, no empezaron con buen pie el encuentro y tuvieron que remontar un gol tempranero de Vladimir Smicer, que aprovechó un infortunio del guardameta Raimond van der Gouw.

Sin embargo, el equipo no se dejó llevar por las malas sensaciones del inicio y respondió con contundencia. El centrocampista checo Karel Poborsky fue el encargado de poner la igualada en el marcador, superando con sutileza la salida del portero rival Jerzy Dudek, y pocos minutos después era el mítico delantero Dwight Yorke quien culminaba, con un remate de volea, una gran acción colectiva.

Con el 2-1 se llegó al descanso, pero parecía que los integrantes del equipo de Manchester no estaban satisfechos con el resultado parcial del duelo, ya que la rivalidad entre ambos equipos era patente pese a ser un choque de carácter amistoso.

El United dispuso de un equipo de leyenda

El United dispuso de un equipo de leyenda

El conjunto salió con ímpetu y estuvo a punto de lograr el tercer tanto gracias a un lanzamiento de falta magistral de Denis Irwin, pero Sander Westerveld, que entró tras el descanso, le detuvo su disparo. Las ocasiones se sucedieron por parte de ambos equipos en la segunda parte, aunque sin fortuna para los atacantes. Hasta que un error del portero del Liverpool sirvió en bandeja un balón a los pies de Bojan Djordjic, quien no perdonó a portería vacía.

Tras el gol de Djordjic, los de Merseyside sacaron su orgullo y bombardearon la portería defendida por van der Gouw, que estuvo plétorico en sus acciones. Y cuando mejor estaban jugando los rivales, Yorke se inventó un pase milimétrico hacia Jesper Blomqvist, que se plantó solo delante Westerveld y lo regateó con clase para poner el 4-1 en el marcador.

El partido estaba sentenciado, pero el Liverpool no había dicho su última palabra y logró marcar su segundo gol gracias al acierto de David Thompson, que aprovechó un pase de la muerte del español Luis García

El final del encuentro estuvo marcado por algunas acciones un tanto desmedidas, fruto del cansancio y de la propia rivalidad, pero en definitiva los aficionados que acudieron al Friends Arena de Estocolmo pudieron disfrutar de un partido atractivo y lleno de futbolistas que marcaron una época.

SIGUE A TODOMANCHESTER EN TWITTER

SIGUE A TODOMANCHESTER EN FACEBOOK

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>