El United empata ante el Chelsea en Old Trafford y frena la caída

By
Updated: diciembre 28, 2015
Martial, marcado muy de cerca por la defensa del Chelsea

El Manchester United cerró el año 2015 con un empate agridulce ante el Chelsea (0-0) en Old Trafford, ya que después de una gran actuación colectiva del equipo no se consiguió batir la meta rival. El United afrontaba el partido tras encadenar cuatro derrotas, la peor racha desde 1961, y con la incertidumbre de qué pasaría con Louis van Gaal si el resultado al final del encuentro no era favorable a los intereses de los diablos rojos.

Para el vibrante choque, Van Gaal eligió un once formado por David de Gea bajo palos; con Chris Smalling y Daley Blind como pareja de centrales; Ashley Young en el lateral derecho y Matteo Darmian ocupando el carril izquierdo; Morgan Schneiderlin y Bastian Schweinsteiger en el doble pivote; Juan Mata, Ander Herrera y Anthony Martial en la línea de mediapuntas; y con el capitán Wayne Rooney como referencia ofensiva.

INICIO FRENÉTICO EN AMBAS ÁREAS

El partido empezó sin titubeos y en la primera aproximación del United estuvo a punto de llegar el gol. El español Juan Mata se sacó un disparo seco que repelió el larguero, cuando ya había superado a Courtois. La suerte volvía a dar la espalda el equipo de Manchester, que apenas dos minutos después veía como una indecisión de Daley Blind acababa en córner para el Chelsea y propiciaba la jugada de más peligro para los visitantes en la primera mitad. 

A la salida del saque de esquina, Terry remató de cabeza y obligó a lucirse a De Gea, que volvió a demostrar su gran estado de forma un partido más. El United no era reacio al intercambio de golpes y Morgan Schneiderlin probó fortuna desde la larga distancia, pero su disparo con el exterior del pie se fue por poco de la meta defendida por el guardameta belga.

MARTIAL SE TOPA CON EL PALO

Los diablos rojos se empezaron a asentar en el partido a través del control de la posesión y una acción larga de combinación acabó en los pies de Anthony Martial, que se libró con facilidad de Ivanovic y disparó directamente a la base del poste, ante la desesperación de la grada de Old Trafford.

Antes de finalizar la primera parte fue Wayne Rooney quien intentó el gol con un lanzamiento desde fuera del área, pero se topó con un inspirado Courtois, que realizó una enorme estirada para evitar que el balón se colara al fondo de su portería.

EL CHELSEA SE REANIMA TRAS EL DESCANSO

El paso por los vestuarios fue un bálsamo para el Chelsea, que salió de nuevo a Old Trafford con aires renovados tras un primer tiempo discreto. Una buena jugada individual de Hazard entre líneas conectó con Pedro y De Gea tuvo que realizar otra brillante estirada para evitar el gol visitante.

Sin embargo, el United no se dejó intimidar por el buen inicio blue y una gran combinación en la banda izquierda entre Darmian y Martial acabó con el joven francés poniendo un centro perfecto para Ander Herrera, que no consiguió batir a Courtois por poco. Fue la mejor de los locales en el partido, una muestra de las dificultades que están teniendo para conseguir anotar esta temporada.

El equipo de Guus Hiddink siguió demostrando que había salido con fuerza en la reanudación y tuvo el gol del empate en un contraataque liderado por Matic, que no consiguió rematar con precisión, echando por tierra la posible victoria de los de Stamford Bridge.

VAN GAAL MOVIÓ EL BANQUILLO EN BUSCA DEL GOL

Los esfuerzos del partido empezaban a pesar y el United necesitaba piernas frescas para afrontar el tramo final del partido con posibilidades de lograr la tan anhelada victoria. Para ello, Van Gaal volvió a brindar la oportunidad a Cameron Borthwick-Jackson, que entró por Matteo Darmian en el 69’, decidió dar entrada a Memphis Depay en el 76’ por un fatigado Juan Mata y agotó sus cambios c0n la aparición de Phil Jones en lugar de Daley Blind.

Sin embargo, los planes del técnico holandés no tuvieron el efecto esperado y el último intento con peligro del United fue un remate alto de Rooney, tras una buena internada de Borthwick-Jackson, a falta de cinco minutos del final.

Con este empate, el Manchester United frenó su sangría de derrotas y calmó las aguas que rodeaban el club tras los últimos resultados. Estaremos atentos a si Van Gaal sigue siendo entrenador en el próximo partido del equipo, el próximo dia 2 de enero ante el Swansea.

SIGUE A TODOMANCHESTER EN TWITTER

SIGUE A TODOMANCHESTER EN FACEBOOK

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>