El Manchester United se estrella en el ‘Boxing Day’ y cae en picado

By
Updated: diciembre 26, 2015
Una cesión de Memphis propició el 1-0

El Manchester United cayó ante el Stoke City (2-0) en la jornada del ‘Boxing Day’ y volvió a cosechar una nueva decepción que deja a Louis van Gaal todavía más tocado en el banquillo ‘red devil’.

El técnico holandés, que se jugaba buena parte de su futuro en este encuentro, apostó de inicio por dar entrada a Ander Herrera y sentar en el banquillo a un Wayne Rooney que sigue sin recuperar su mejor forma. Así, el United formó con De Gea bajo palos; Young, Jones, Smalling y Blind en defensa; Carrick, Fellaini y Herrera en la medular -con el español actuando de enganche-; Mata y Memphis en las bandas y Martial como punta de referencia.

LA AMENAZA DEL VIENTO Y EL ERROR DE MEMPHIS

Los primeros compases del encuentro sirvieron para apreciar un buen disparo lejano de Herrera y, sobre todo, para advertir que el viento reinante en el Britannia Stadium podía dar más de un disgusto a ambos conjuntos. Pese a que el United jugaba con el viento a favor, dicha circunstancia se volvería en su contra. Corría el minuto 19 cuando Memphis falló de forma clamorosa en una cesión a De Gea con la cabeza. El balón se frenó y habilitó a la perfección a Johnson, que no lo dudó dos veces a la hora de servir el pase de la muerte a Bojan Krkic. El español, libre de marca, envió el balón al fondo de la red ante la impotencia de Smalling y Jones.

EL GRAN MAZAZO DE ARNAUTOVIC 

Las cosas habían empezado mal pero pronto se pondrían aún peor. Apenas siete minutos después del 1-0 de Bojan llegaría el gran mazazo obra de Arnautovic. El corpulento ariete aprovechó un rechace posterior a un disparo a balón parado para sorprender a De Gea con un potente disparo desde fuera del área que se fue envenenando con un efecto demoledor hasta alcanzar el fondo de la portería. Fellaini dispondría poco después de una buena ocasión pero sería el propio Arnautovic el que desperdiciaría una clarísima opción de sentenciar el choque tras enviar fuera un claro mano a mano.

UN SEÑALADO Y UN MURO LLAMADO BUTLAND

Tras el descanso Van Gaal no tuvo reparos en señalar a Memphis por su grave error en el 1-0. El técnico sustituyó a su compatriota para dar entrada a Rooney. El United empezaría a dominar el juego paulatinamente pero las ocasiones brillaban por su ausencia. Habría que esperar veinte minutos para que Butland volviese a entrar en acción para salvar un clarísimo remate de Fellaini a pase de Rooney. El belga, nuevamente, fue poco preciso en la ejecución. Van Gaal, por su parte, daría entrada a Pereira por Herrera en los últimos diez minutos. Nada cambiaría. Butland volvió a salvar dos buenos remates de Martial y Mata y el marcador ya no se movería. El United sucumbió en el ‘BoxingDay’ y empieza a descolgarse de forma preocupante de los primeros puestos de la tabla al tiempo que el futuro de Van Gaal es cada vez más incierto.

SIGUE A TODOMANCHESTER EN TWITTER

SIGUE A TODOMANCHESTER EN FACEBOOK

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>