El United tropieza y se la jugará a una carta en Wolfsburgo

By
Updated: noviembre 26, 2015
Lingard y Rooney, desesperados ante la falta de puntería

El Manchester United se metió en un lío después de empatar a cero ante el PSV. El equipo de Manchester no pudo completar con una victoria el homenaje que se rindió en los prolegómenos en memoria de George Best, con motivo de los 10 años del fallecimiento del mito.  Los de Van Gaal deberán jugarse el todo por el todo ante el Wolfsburgo en suelo alemán, ya que, a excepción del desahuciado CSKA, el grupo está totalmente abierto. Los once elegidos para el duelo ante el PSV fueron De Gea en el arco; Darmian, Smalling, Rojo y Blind en defensa; Schweinsteiger y Schneiderlin en el pivote; Lingard, Rooney y Memphis en la media punta y Martial arriba. El equipo de Van Gaal se topó con un rival que renunció al ataque y que tejió una espesa maraña defensiva buscando defender el punto con el que iniciaron el choque.

ZOET FRENA LAS OCASIONES LOCALES

El plan le funcionaba bastante bien al equipo holandés, aunque el United se las apañaba para ir generando ocasiones de vez de cuando. En el 6’ Schweinsteiger abrió fuego a la salida de un córner. En el 20’ fue el capitán Rooney quien lo intento sin éxito. El dominio del balón era bastante estéril, y el PSV se mostraba muy cómodo en el guión del partido. Tanto, que a la media hora decidieron salir de la cueva y obligaron al lucimiento de De Gea, que evitó un gol seguro de Hendrix con una rosca al palo largo. En los últimos minutos del primer acto Martial dispuso de dos ocasiones claras. En la primera optó por pegarle con la puntera, pero Zoet la rechazó con el pie en última instancia. Con el tiempo a punto de cumplir, volvió a intentarlo con un disparo duro buscando el primer palo, pero se volvió a encontrar con el portero visitante.

EL GOL SE RESISTE Y VAN GAAL BUSCA SOLUCIONES

En la segunda mitad los locales salieron enchufados. En dos minutos, Schneiderlin y Lingard buscaron abrir la lata con sendos cabezazos. Sin embargo, un contraataque fulgurante del PSV que acabó con un tiro de De Jong fuera por muy poco apagó el ímpetu local. Van Gaal buscó soluciones desde el banquillo, y dio entrada a Young y Fellaini por Memphis y Schweinsteiger. En estas, el PSV cada vez estaba más cómodo. Respondía al control inocuo de los locales con rápidas contras que cada vez ponían más nerviosa a la grada de Old Trafford.

DE MÁS A MENOS Y PREOCUPACIÓN FINAL

Consciente de la posibilidad real de la proeza, el PSV decidió estirarse y en los últimos minutos el balón estaba más cerca del área de De Gea que de la de Zoet. Mientras, a falta de 10 minutos ya se veían aficionados marchándose, seguramente preocupados por la necesidad de cerrar la clasificación en Alemania y ante el pobre juego del tramo final del choque. Finalmente, se convirtió en un duelo de nervios, un quiero y no puedo entre dos equipos que querían cerrar su clasificación en caso del United, y dejarla bien encarrilada en caso del PSV. Ni Mata, que entró en el 85’ por Darmian como último cartucho pudo desnivelar el marcador. El miedo a perder pudo al deseo de ganar y el duelo acabó con el resultado inicial.

Este punto deja al United en una situación incómoda ya que tendrá que jugarse la clasificación en Alemania ante un Wolfsburgo que tampoco tiene su pase asegurado. Por si fuera poco, el PSV, también metido en la pelea, juega con el Goal Average particular con los Red Devils a su favor y recibirá a un CSKA ya eliminado. Por tanto, el United debe ir a Wolfsburgo con la victoria como único objetivo para certificar el pase sin sufrimientos excesivos.

SIGUE A TODOMANCHESTER EN TWITTER

SIGUE A TODOMANCHESTER EN FACEBOOK

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>